¡Llama ahora! 984 157 200

4 deportes que no dañan las rodillas

¿Te duelen las rodillas después de hacer ejercicio? Este tipo de molestias suelen ser muy recurrentes, sobre todo cuando nos involucramos en una actividad repetitiva y nuestra musculatura no está entrenada. El cambio de intensidad o la práctica de deportes que suponen una mayor fuerza para la articulación también pueden condicionar la aparición del dolor.

¿Cuáles son los deportes que no dañan las rodillas? Es cierto que hay deportes que no suelen tener un gran impacto en estas articulaciones, pero, antes de descartar cualquier actividad física, los expertos en traumatología aconsejan probar diferentes ejercicios para ver cuáles nos van bien y cuáles no para luego adaptarlos a nuestras características corporales.

¿Qué deportes no dañan las rodillas?

1.- Caminar

Tanto el sedentarismo como el ejercicio muy intenso pueden ser muy dañinos para nuestras rodillas. Por este motivo, proponemos una actividad intermedia: caminar. Siempre que sea a ritmo moderado y sobre terreno llano, la actividad de caminar aportará grandes beneficios a las personas con problemas de rodilla o artrosis.

Ahora, con el buen tiempo, ya no hay excusas. Aprovecha el tiempo libre para dar un paseo y tomar aire fresco. ¡Te ayudará a reducir las molestias! En cuanto a la mejor hora para hacerlo, espera a que el calor sea menos sofocante. Por ejemplo, a primera hora de la mañana o a última hora del día, y siempre utiliza calzado cómodo.

2.- Natación

La natación es uno de los deportes más completos para mantener una buena condición física ya que favorece la recuperación de lesiones de rodilla debido a que se realiza en un escenario de baja gravedad. En cuanto al estilo, ¿cuál es el más recomendado? Sobre todo, las especialidades de crol y espalda. En cambio, nadar a braza no sería nada aconsejable en este caso. En esta especialidad, el 70% de la propulsión procede de las piernas y solo el 30% de los brazos. Debido a esta peculiaridad y al esfuerzo al que se ven sometidas las piernas, las personas con problemas de rodilla deberían evitarla.

3.- Bicicleta

Pedalear fortalece las piernas y las rodillas. Se trata de un ejercicio de bajo impacto que se puede realizar a cualquier edad, tanto en exteriores como en interiores con una bicicleta elíptica. En ambos casos, es importante calentar previamente y tomar conciencia de que se debe mantener una buena postura durante el tiempo que se haga el ejercicio. Presta atención, también, a la altura del sillín, ya que colocarlo a una altura inadecuada puede afectar a la zona lumbar.

4.- Yoga y pilates

Ambas disciplinas son idóneas para ejercitar todo el cuerpo, incluidas las rodillas, mediante movimientos suaves y controlados, siempre con la ayuda de personal cualificado.

Ahora que ya lo sabes, si no quieres que el dolor de rodilla limite tu vida, prueba con estos ejercicios. Y para reducir cuanto antes las molestias o favorecer la recuperación de lesiones en esta articulación, utiliza ActiPatch® Rodilla Puedes encontrarlo ya en nuestra tienda online www.actipatch.es o en tu farmacia más cercana. 

En anteriores artículos encontrarás toda la información que necesitas para saber cómo se usa y por qué lo recomiendan los especialistas cuando tenemos dolor muscular o articular.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies