¡Llama ahora! 984 157 200

Artrosis, principal enfermedad crónica entre las mujeres

¿Cómo aliviar el dolor de las articulaciones? Las molestias en rodillas, manos, caderas, cervicales o lumbares son muy comunes, sobre todo a medida que pasan los años. El envejecimiento es parte natural de la vida, pero ¿debemos resignarnos a sufrir estos dolores cuando ya existen nuevos tratamientos que pueden evitarlo?

La artrosis es una de las enfermedades articulares más frecuentes en nuestro país. Puede afectar a cualquier articulación, pero, normalmente, está localizada en manos, rodillas, cadera o columna vertebral y consiste en un ‘desgaste’ del cartílago articular que puede ser progresivo.

A medida que va desapareciendo el cartílago, los huesos reaccionan, creciendo por los lados y deformándose. Todo esto se traduce en un dolor intenso que impide que los pacientes puedan realizar con normalidad movimientos tan cotidianos como caminar o subir unas escaleras.

Según los datos de la Sociedad Española de Reumatología, en España más de 7 millones de personas mayores de 20 años sufren artrosis de rodilla, mano o columna, y la mayoría son mujeres. Todo apunta a que los cambios hormonales son los causantes de que esta patología afecte más al sexo femenino que al masculino. A partir de los 50 años, la producción del nivel de estrógenos se reduce y las mujeres se vuelven más vulnerables a sufrir problemas articulares.

La limitación de movimiento, los crujidos o el derrame articular son algunos de los síntomas más comunes de esta enfermedad, pero, sin duda, el dolor es uno de los efectos de la artrosis que más preocupa a los pacientes.

¿Cómo aliviar el dolor articular derivado de la artrosis?

Según la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis, todavía no existen fármacos probados que prevengan o frenen la progresión de esta patología.

En la fase más agua de la enfermedad, el dolor aumenta a causa de la inflamación de la zona afectada. Para reducir esa hinchazón y calmar el dolor, muchos pacientes recurren a los antinflamatorios y/o analgésicos, pero es sabido por todos que no están exentos de riesgos y que su abuso puede acarrear problemas graves para la salud.

Por este motivo, para tratar el dolor que genera la artrosis a largo plazo, lo recomendable es utilizar un tratamiento que no contenga fármacos y que no provoque efectos secundarios, como ActiPatch®.

El objetivo de este microdispositivo terapéutico es paliar el dolor para que los pacientes disfruten de una mejor calidad de vida. Para ello, utiliza la energía de los campos electromagnéticos y actúa sobre el foco del dolor, reduciendo la inflamación y la rigidez y restaurando las células dañadas.

¿Te gustaría probarlo? Puedes comprarlo en tu farmacia más cercana. En nuestra página web, www.actipatch.es, encontrarás más información sobre su uso.

 

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies