¡Llama ahora! 984 157 200

¿Cómo se usa ActiPatch®?

Vivir con dolor no resulta sencillo para nadie, y menos cuando esas molestias, por mínimas que sean, persisten en el tiempo. Los últimos estudios que se han llevado a cabo en el campo de la medicina sugieren que la toma de analgésicos no es suficiente para acabar con el dolor en articulaciones y músculos. Además, se desaconseja su uso a largo plazo por los posibles efectos secundarios que puede producir su ingesta continuada. Sin embargo, hay otros tratamientos que ya están en el mercado que sí están demostrando ser mucho más efectivos. Hablamos del sistema de electroterapia ActiPatch®.

Se trata de un pequeño dispositivo que emite pulsos electromagnéticos de onda corta de alta frecuencia y baja energía, imperceptibles para los usuarios, que penetran profundamente en la zona lesionada estimulando las células dañadas. La combinación de esos dos efectos – la corriente eléctrica pulsada y el calor que genera – es lo que posibilita una clara mejoría del dolor, desapareciendo también la sensación de rigidez y la limitación de movimiento.

Su fino, discreto y ergonómico diseño es lo que le hace diferente y cómodo de utilizar en esos momentos del día en los que aparece el dolor en articulaciones y músculos. 

Muy sencillo y cómodo de usar

Basta con aplicar ActiPatch® directamente sobre la zona dañada: rodilla, espalda, hombro, codo, muñeca, pie… para beneficiarnos de todas sus ventajas. Y para garantizar su sujeción, es importante utilizar también el sistema de fijación adecuado: tiras adhesivas, faja o rodillera.

No contiene medicamentos ni produce efectos secundarios, por lo que se trata de un dispositivo muy seguro. Además, puede ser utilizado por diabéticos, usuarios que padecen artritis e incluso por personas que, por circunstancias especiales, tienen que permanecer en cama.

Y para que esos dolores en articulaciones y músculos desaparezcan cuanto antes, desde AvanFarma, distribuidor oficial de ActiPatch® en España y en Portugal, recomendamos llevarlo puesto las 24 horas del día, también durante la noche. En el momento de sentir un alivio del dolor, se puede reducir el tiempo de aplicación a través de su botón de encendido y apagado.

Pasos a seguir para usar correctamente ActiPatch®

  1. Retiramos la pestaña
  2. Apretamos el botón durante 3 segundos
  3. Comprobamos que la luz verde está encendida (si no es así, repetimos el paso 2)
  4. Colocamos el aro en la zona lesionada con la luz mirando hacia arriba. Para fijar el aro, utilizamos las cintas adhesivas, la faja o la rodillera.
  5. Para apagarlo, retiramos el aro y volvemos a apretar el botón durante 3 segundos hasta que se apague la luz verde.

Otro aspecto positivo de este mecanismo es que se puede colocar fácilmente sobre ropa ajustada o elástica sin ayuda de terceros, por lo que puedes tenerlo en tu propio domicilio y utilizarlo siempre que lo necesites.

Ponte en contacto con nuestro equipo técnico o con tu farmacéutico más cercano y pide tu dispositivo de prueba de 7 días de ActiPatch®. ¡Comprueba los beneficios por ti mismo!

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies