¡Llama ahora! 984 157 200

Cómo actuar ante una crisis de dolor de fibromialgia

Las crisis de dolor que causa la fibromialgia son una realidad para todas aquellas personas afectadas por esta dolencia que ven cómo repercuten en su calidad de vida, ya que muchas veces no pueden levantarse de la cama a causa del malestar generalizado que sienten. Una situación que suele complicarse por un diagnóstico tardío o por un desconocimiento de los síntomas.

La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor. Quien la sufre percibe dolorosos estímulos debido a una alteración de determinados retransmisores del sistema nervioso.

Fibromialgia en España

No se ha llegado a un consenso de qué causa esa interpretación errónea, pero los expertos hablan de varios factores, como situaciones de estrés agudo o crónico, tanto a nivel físico como emocional, que pueden dar lugar a modificaciones en las vías de modulación del dolor.

Los reumatólogos describen la fibromialgia como un dolor generalizado en músculos y tejido fibroso, es decir, ligamentos y tendones, acompañado de presión en puntos específicos del cuerpo.

Entre el 2 y el 6% de la población está afectada por esta dolencia, que tiene mayor incidencia en mujeres. Según datos ofrecidos por la Sociedad Española de Reumatología (SER), este trastorno afecta a más de un millón de personas mayores de 18 años en nuestro país.

¿Qué tratamiento existe para las crisis de dolor de fibromialgia?

A falta de una cura definitiva, quienes padecen este trastorno tratan de paliar sus efectos con analgésicos, relajantes o, en algunos casos, antidepresivos. El problema de este tratamiento es que su ingesta continuada pueda acarrear otros problemas de salud.

Ante esta situación, desde AvanFarma, división de Farmacia de Acuña y Fombona, empresa líder en el sector de la distribución médico-quirúrgica en España y Portugal, recomendamos el uso de ActiPatch®, un nuevo microdispositivo terapéutico, de uso personal, que combate los dolores agudos y de larga duración gracias a su avanzada tecnología.

El dispositivo ha de colocarse sobre el foco del dolor (espalda, brazos, piernas, caderas…) para que los usuarios perciban con su uso una mejoría de las molestias.

Funciona mediante campos electromagnéticos que penetran en la zona dañada y que consiguen reducir la inflamación causante del dolor.

Además de aliviar el dolor, ayuda a reparar las células dañadas y hace desaparecer la sensación de rigidez que limita a los pacientes con fibromialgia.

Consecuencias de la fibromialgia

Las crisis de dolor son el síntoma principal de la fibromialgia, pero no es el único. Los pacientes sufren, además, otras molestias que pueden influir mucho en su día a día: trastornos del sueño, poca tolerancia al ejercicio físico, sensación de rigidez, cefaleas, cansancio permanente, ansiedad e incluso depresión.

¡Prueba ActiPatch®! Para más información, contacta con nosotros en el 984 157 200 o a través de nuestras redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies