¡Llama ahora! 984 157 200

Conoce los cuidados del pie diabético en casa

Según la Federación Española de Diabetes (FEDE), el número de jóvenes que padecen diabetes en nuestro país es cada vez mayor. La obesidad, la falta de ejercicio y la excesiva ingesta de hidratos de carbono rápidos son algunos de los factores que han favorecido el desarrollo de esta enfermedad que afecta a órganos de todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Este es el motivo por el que los profesionales de la salud recomiendan a los pacientes con diabetes extremar las precauciones y prestar especial atención al cuidado de los pies, entre otras cosas.

¿Por qué son importantes los cuidados del pie diabético? La diabetes, como ya hemos explicado en anteriores artículos, puede causar problemas en los pies. Tener diabetes significa tener unos niveles de azúcar en sangre demasiado altos y con el tiempo, esto puede ocasionar daños en los nervios o en los vasos sanguíneos, sobre todo de pies y piernas, lo que se conoce como neuropatía diabética.

La afectación de los nervios puede reducir la sensibilidad en las extremidades inferiores y las alteraciones vasculares, como la reducción del flujo de sangre a los pies, pueden facilitar la aparición de edemas o de lesiones que tardarán más tiempo en curar.

La neuropatía diabética no solo puede provocar atrofia muscular, también puede disminuir la sensibilidad al dolor, al calor o al frío, y la pérdida de sensaciones hará que resulte más difícil detectar cualquier lesión o herida en los pies, así como una simple piedra en el zapato.

Lo que a priori no son más que problemas normales, si no se tratan a tiempo, pueden empeorar y traer consigo complicaciones más serias.

¿Cómo prevenir las complicaciones del pie diabético?

Con ActiPatch® facilitarás la regeneración de la piel y conseguirás que las heridas cicatricen mucho más rápido de lo que lo harían si no utilizases ningún tipo de tratamiento. Nuestro microdispositivo terapéutico de uso personal es capaz de restaurar las células dañadas, ayudando a las personas con esta afección a tratar el pie diabético y sus complicaciones.

Para acelerar el proceso, se recomienda el uso de este dispositivo de manera continuada durante las 24 horas del día, salvo en el momento de la ducha. Además de facilitar la cicatrización de la herida, el dolor, en el caso de que exista, desaparecerá.

El uso de ActiPatch® no excluye seguir al pie de la letra los cuidados del pie diabético:

1.- Llevar una vida saludable: no fumar, reducir el colesterol, mantener unos niveles de glucemia y de tensión arterial adecuados, etc.

2.- Evitar andar descalzo para prevenir cortes, llagas, etc.

3.- Lavar los pies con agua tibia y jabón y secarlos bien, sobre todo entre los dedos.

4.- Usar crema hidratante para la sequedad de la piel (nunca entre los dedos).

5.- No usar zapatos sin calcetines.

6.- Proteger los pies del calor y del frío.

¡Cualquier precaución es poca cuando está en juego la salud!

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies