¡Llama ahora! 984 157 200

Ejercicios a evitar si tienes una hernia discal

Tener problemas de hernia discal es mucho más común de lo que pensamos, por suerte menos del 10% de los casos requieren de una operación quirúrgica para solucionar este problema. En el artículo de hoy os vamos a indicar varios ejercicios a evitar si tienes una hernia discal.

¿Qué es una hernia discal?

Esta enfermedad consiste en el desplazamiento de una parte del disco intervertebral hacia la raíz nerviosa, presionándola y produciendo un dolor intenso. En el caso de que este problema sea más voluminoso de lo habitual es probable que todos los nervios de la zona se compriman, siendo necesario una operación quirúrgica.

¿Qué ejercicios debo de evitar si tengo una hernia discal lumbal?

  • Estiramientos de rodillas al pecho o similares: este tipo de estiramientos están recomendados para dolores de espalda baja, pero no son útiles para disminuir el dolor de una hernia discal. Es bastante probable que debido a un reflejo de bienestar te sientas mejor durante un corto periodo de tiempo, pero la realidad es que estás agravando la lesión. Estos estiramientos ponen los discos en una situación de estrés, por lo que aunque de primeras te parezca una buena idea, no lo es.
  • No hagas hiperextensiones de columna: es muy habitual escuchar que la mejor forma de rehabilitar la espalda es haciendo ejercicio para fortalecerla. El problema es que la mayoría de la gente no sabe hacer ejercicios de forma correcta para la espalda, cuya forma de muscular no es como la del resto del cuerpo, debido a su forma. La espalda debe de proveer estabilidad y rigidez, y para lograrlo es necesario realizar ejercicios de cadenas musculares completas. Por ello es importante evitar aquellos ejercicios enfocados en la espalda baja como son las extensiones de columna.
  • Olvídate de hacer abdominales: los abdominales nos ayudan a tener un vientre duro y plano, pero si alguna vez has hecho un gran número de estos habrás notado como la parte baja de la espalda te molesta. Una buena alternativa para tener un core potente son las planchas, que sin lugar a duda se trata de uno de los mejores ejercicios para fortalecer todo el cuerpo.
  • No hagas yoga o pilates: la posición natural de la espalda es la neutral, y no es recomendable sobrepasar los límites, para evitar el estrés. En la práctica de yoga o pilates, o cuando buscamos ganar elasticidad, forzamos enormemente este tipo de movimientos, lo que acaba lastimando enormemente la zona baja de la espalda. Por lo que si optas por acudir a alguno de estos cursos, es recomendable que hables con el monitor para comentarle la lesión que sufres.
  • Evita estar sentado: la vida sedentaria es el principal enemigo de este tipo de lesiones. Es importante que trates de levantarte cada hora, aunque sea a caminar cinco minutos. Son muchas las personas que pueden estar casi toda la jornada laboral sentados sin moverse, sin ni siquiera cambiar de postura, y eso te cargará la espalda y te empeorará la lesión.

La hernia discal es una lesión muy incómoda, y aunque es cierto que limita bastante, no debes de preocuparte, pues en la mayoría de los casos no es necesario operar y con una buena rehabilitación estarás en forma en poco tiempo. Esperamos que esta lista de ejercicios a evitar si tienes una hernia discal te sea de utilidad.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies