¡Llama ahora! 984 157 200

La importancia del calzado deportivo

Si eres atleta de alto rendimiento, aficionado o de los que se ejercita sencillamente para cuidar su salud, te interesará conocer el motivo por el que es necesario llevar un buen calzado deportivo. Los pies son muy vulnerables a padecer lesiones así que, si te dispones a hacer deporte, deberás usar el calzado más adecuado para prevenirlas.

Si eres deportista, el zapato ideal será el que esté acorde con la disciplina que prácticas, y de ser aficionado, elegirás el más ajustado a tus posibilidades. En cualquier caso, el que elijas debe ser liviano, cómodo, resistente, duradero, capaz de no generar o producir fatiga y, sobre todo, seguro.

Características del calzado deportivo

  • Agarre a la superficie. La suela estará fabricada en material adherible al suelo para evitar resbalones y caídas.
  • Amortiguación. Contará con un sistema diseñado expresamente para amortiguar los impactos y evitar lesiones en músculos, huesos y tendones, y reducir el esfuerzo muscular.
  • Calidad. Es importante utilizar materiales y textiles suaves, capaces de proteger el pie de roces y quemaduras.

Recomendaciones para elegir un buen calzado

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones a la hora de comprar unas deportivas:

  • Procura que tengan una o media talla más que el calzado que utilizas a diario. Lo aconsejable es que se mantenga un espacio de medio centímetro entre la punta y el dedo más largo de tu pie.
  • Verifica la deformación de la pala al presionarla con los dedos pulgares; lo que te indicará el espacio adecuado.
  • Asegúrate de que no aparezcan arrugas a los lados debido al ancho, pues el ajuste lateral debe ser perfecto.
  • Prueba el calzado siempre por la tarde cuando los pies están más hinchados tras la actividad del día.
  • Los pies deben estar ajustados pero cómodos; lo suficiente para que no se desplacen dentro de las deportivas al caminar o correr.
  • Si tienes alto el arco del pie, procura adquirirlos con una suela acolchada, curva, o semicurva que llene el espacio vacío y brinde apoyo y descanso.
  • Considera que todos tenemos un pie un poco más grande que el otro, por ello camina con ellos puestos para comprobar su comodidad y confort.
  • Prueba el calzado con el tipo de calcetines que utilices habitualmente cuando haces deporte.
  • La comodidad no está reñida con la estética, pero busca siempre la seguridad y salud de tus pies cuando salgas a correr.

Cómo conservar un calzado deportivo

  • Evita dejar secar tus deportivas al sol o en la secadora, para que la piel no se agriete.
  • No coloques el calzado sobre superficies muy calientes durante largos períodos de tiempo. Esto acabará deformando la suela y se dañará.
  • Mientras no utilices tus deportivas, guárdalas sin estar atadas para que se mantengan ventiladas.
  • Échales talco o algún producto que absorba la humedad en su interior.

Lo más importante es la prevención

Correr descalzo es la preferencia de muchos aficionados al deporte, sin embargo, es vital la importancia del calzado deportivo; se ha convertido en la principal línea de prevención de resbalones y caídas, así como de protección contra lesiones en los pies.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies