¡Llama ahora! 984 157 200

¿Por qué entrenar con gomas elásticas?

En momentos como los actuales, donde acudir al gimnasio es complicado y no es recomendable salir mucho de casa, el entrenamiento en el hogar está ganando adeptos. No solo hablamos de entrenamiento de mantenimiento físico, sino que aquellas personas que quieren ganar masa muscular o tonificar su cuerpo lo pueden hacer, sin necesidad de comprarse unas pesas.

Hoy os hablamos de los beneficios del uso de bandas elásticas para un entrenamiento deportivo eficaz y controlado.

Beneficios de entrenar con gomas elásticas

  • Fácil almacenaje: las bandas elásticas apenas ocupan espacio en el armario o en la bolsa, en el caso de que las queramos llevar de viaje o para entrenar en el gimnasio.
  • Económico: se trata de un material asequible económicamente y que, con un buen mantenimiento, puede tener una larga vida útil.
  • Trabajo muscular progresivo: uno de los principales problemas del entrenamiento con poleas, barras o pesas es que aplicamos la misma tensión durante todo el movimiento del ejercicio, algo que no sucede con las gomas elásticas. Con ellas puedes ir subiendo la intensidad del ejercicio en función del punto en el que te encuentres.
  • Reduce las lesiones: al usar estas bandas elásticas nuestros músculos absorberán de manera gradual la fuerza empleada. Esto nos permite trabajar de forma más segura nuestras articulaciones, dejando las muñecas libres de tensión.
  • Válidas para cualquier objetivo que te marques: como decíamos al principio, es habitual pensar que este tipo de entrenamientos solo están pensados para personas mayores, con lesiones o con poca capacidad física, pero no es así. Con una buena rutina de este tipo de entrenamiento, conocido como entrenamiento de hipertrofia, podrás aumentar tu masa muscular o mejorar la resistencia a los esfuerzos prolongados.

Tipos de bandas elásticas

Nos podemos encontrar con cuatro tipos de bandas elásticas.

  • Bandas elásticas lisas: son las más utilizadas, y su longitud suele ser de metro y medio o dos metros. Nos encontramos con diferentes resistencias, según el grosor de las bandas. En la gama de colores disponibles, lo tonos más claros están asociados a niveles menos exigentes.
  • Bandas elásticas de tubo: suelen estar fabricadas en látex, y se caracterizan porque en sus extremos cuentan con unas asas para poder sujetarlas de manera más cómoda.
  • Bandas elásticas circulares: son iguales que las bandas lisas, pero en este caso cuentan con forma circular y el ancho suele ser mayor. Puedes realizar cualquier tipo de ejercicio con ellas. Las dominadas, por ejemplo, suelen ser el más habitual.
  • Mini bandas: pertenecen al grupo anterior, pero en este caso el tamaño de las bandas es más pequeño. Son ideales para trabajar las piernas y glúteos, y para calentamientos dinámicos.

Un entrenamiento con gomas elásticas es una buena opción en cualquier momento para alcanzar tu plenitud física.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies