¡Llama ahora! 984 157 200

Consejos para mantener buena salud mientras teletrabajamos

Trabajar desde casa tiene sus ventajas: ahorramos tiempo en los desplazamientos, combustible, etc., pero también tiene algunos inconvenientes. Uno de ellos es que nos movemos menos y el cuerpo empieza a notarlo, algo que ya venían advirtiendo desde la Asociación Española de Fisioterapeutas.

¿Qué es bueno para el dolor de espalda? Ahora más que nunca debemos cuidar la postura que adoptamos frente al ordenador. Cuando trabajamos desde casa, pasamos mucho tiempo sentados y no siempre mantenemos nuestra espalda recta.

Aunque tenemos que trabajar, estamos en casa y eso nos lleva a buscar posturas más cómodas, lo que acaba repercutiendo en nuestro bienestar, no solo físico, también mental. Además, es muy probable que nuestro nuevo puesto de trabajo no sea el más adecuado para desempeñar las labores que estamos realizando, ya que el mobiliario de muchas casas es más decorativo que funcional.

¿Cómo saber si estoy adoptando buenos hábitos posturales?

¿Tienes los hombros relajados y los codos doblados unos 90 grados para que la espalda no sufra? Evitar cruzar las piernas para no comprimir el sistema nervioso y circulatorio o que los pies reposen en el suelo o en un reposapiés son algunas de las recomendaciones que nos ofrecen los fisioterapeutas y que debemos tener presentes estos días que teletrabajamos.

También debemos revisar que el borde superior de la pantalla del ordenador esté a la altura de los ojos si queremos evitar la extensión de las cervicales.

Nos sabemos la teoría, pero solemos suspender en la práctica. Además, conseguir mantener una buena conducta postural no es suficiente para evitar la aparición de problemas o dolores musculares. Una de las pautas que más recomiendan los expertos es hacer ejercicio. Sin embargo, no siempre nos acordamos de ello.

¿Qué es bueno para el dolor de espalda?

En el artículo ‘Por qué me duele mucho la espalda’, ya explicamos las consecuencias del sedentarismo, una de las principales causas del dolor lumbar, y hablamos de la importancia de mover el cuerpo para aliviar esos dolores y prevenir futuras enfermedades.

Ideas para moverse en casa

  • Levántate del sofá o de la silla cada 30 minutos. Estira las piernas e intenta mover todas las articulaciones.
  • Realiza el ejercicio de subir y bajar escaleras durante 10 minutos. Si no tienes escaleras en casa, puedes utilizar una caja o soporte firme que sirva para hacer el efecto de subir y bajar de un peldaño.
  • Aprovecha que estás hablando por el móvil o conectado a las redes sociales para caminar por el pasillo.
  • Realiza un circuito por toda la casa. Puedes variar la velocidad, al principio más lento y luego más rápido, y utilizar los muebles, las sillas o cualquier otro utensilio para realizar ejercicios con el propio peso de tu cuerpo.
  • Las tareas del hogar (ordenar los armarios, limpiar los cristales… ¡Son una buena oportunidad para mantenerte activo!

¿Qué hacer cuando el dolor limita mi movilidad?

En ese caso, te aconsejamos el uso de Actipatch®. Recientes estudios científicos han demostrado su eficacia en el alivio del dolor.

Utiliza la energía de los campos electromagnéticos para penetrar en la zona dañada y restaurar las células que han resultado lesionadas. Reduce al mismo tempo la inflamación causante del dolor y de la rigidez.

En nuestro artículo ‘Para qué sirve Actipatch®’ encontrarás más información sobre este microdispositivo terapéutico de uso personal.

Puedes comprarlo ahora en nuestra tienda online: www.avanfarma.com/actipatch/. ¡Te lo llevamos a casa!

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies