¡Llama ahora! 984 157 200

Sobrecarga lumbar por correr: ¿cómo reducir el dolor?

La zona baja de la espalda es una de las grandes olvidadas, sobre todo entre los corredores. La mayoría de los runners centran todos sus esfuerzos en reforzar piernas, gemelos, zona abdominal…, dejando de lado la espalda.

Este es uno de los motivos de que la sobrecarga lumbar por correr se haya convertido en una de las dolencias más comunes entre los corredores, tal y como señala el traumatólogo y cirujano especialista de columna, Juan José Muñoz Gómez.

El dolor reaparece con más fuerza con la edad. Según el doctor Muñoz Gómez, hacer ejercicio de manera intensa una vez pasados los 35-40 años provocará que muchos sufran lo que se conoce como lumbalgia, ese dolor localizado en la parte inferior de la espalda que tiene lugar cuando se realiza, por ejemplo, un gran esfuerzo físico.

Tener débil la zona muscular del core, el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda, es una de las causas del dolor lumbar, pero no la única. En el caso de los corredores, esa sobrecarga lumbar puede deberse también a una mala postura al correr, una mala flexibilidad, un exceso de peso, falta de técnica o lesiones previas que pueden afectar a la forma de correr.

Sobrecarga lumbar por correr

Cuando notamos dolor en la zona lumbar, ¿qué debemos hacer? ¿Parar o seguir corriendo?

Luis Sanado Lampreave es traumatólogo de la Unidad de Columna del Hospital Quirónsalud Vitoria y recomienda adaptar el running a las molestias que se tengan en cada momento, es decir, si duele mucho, andar; si duele menos, trotar; y si se pasa el dolor, volver a correr, pero sin pasarse.

Para acelerar la recuperación y aliviar el dolor lumbar, los expertos recomiendan, además, el uso de terapias como la de ActiPatch®. ¿En qué consiste?

Se trata de un microdispositivo terapéutico, de uso personal, que regula la actividad nerviosa y ayuda a mitigar el dolor crónico y agudo, tanto muscular como articular.

Funciona mediante campos electromagnéticos que penetran en la zona lesionada para tratar la dolencia. Además de reducir la inflamación, causante del dolor, restaura las células que han resultado dañadas. Todo esto se traduce en un gran alivio de las molestias para los usuarios de ActiPatch®.

El efecto de ActiPatch® se nota mayoritariamente en la primera semana, aunque depende de la gravedad de la lesión. Por este motivo y para que los usuarios obtengan mejores resultados, se recomienda llevarlo puesto las 24 horas del día, al menos durante los primeros días del tratamiento. Una vez se empiece a notar mejoría, se puede reducir el tiempo de uso, siendo recomendable llevarlo al menos durante las horas de sueño.

Su diseño es tan fino, discreto y ergonómico que pasa totalmente desapercibido. Existen 3 presentaciones de ActiPatch: Dolor Músculos y Articulaciones, Dolor Lumbar y Dolor de Rodilla. Cada una trae su propio sistema de fijación (cintas adhesivas, faja o rodillera) para garantizar que el dispositivo no se mueva.

En definitiva, ActiPatch® nos permitirá seguir corriendo, así como tener una vida más saludable sin dolor. ¡Cómpralo ahora en nuestra tienda online!

Y para evitar que la lumbalgia reaparezca, no te olvides de hacer un trabajo preventivo que te ayude a conseguir una espalda más flexible y fuerte, como hacer estiramientos después de correr, usar zapatillas adecuadas, tratar de correr por terrenos blandos, etc.

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies